belen-basacol-alquezar

Belenes en la soledad de la montaña

¿Te has preguntado alguna vez por qué se montan belenes en las cimas de algunas montañas emblemáticas? Esta tradición conocida como Navidad montañera o Belén de cumbres, nació a mediados del siglo XX con la idea de cultivar un tono religioso-navideño en los lugares más extraños, lejanos o inaccesibles, como las cimas de las montañas más altas. En pleno siglo XXI esta tradición se encuentra en su apogeo, y cada vez son más las salidas organizadas a lugares accesibles para que puedan asistir familias con niños pequeños o gente de mayor edad.

Esta especial ceremonia cumple desde su origen tres importantes valores:

  1. Muestra del amor divino a los hombres
  2. Bendice el lugar donde se monta
  3. Es una ocasión para festejar popularmente la Navidad

En Alquézar esta rescatada costumbre se instala en las Basas de Basacol, en medio de hermosas panorámicas que invitan a disfrutar de la naturaleza. Lleva una construcción sencilla, modesta, humilde, pero también lo convierte en más especial porque pasa la Navidad en la mayor soledad. El Belén montañero simboliza desde la colocación del Belén más cerca del cielo, el que más se aproxima a dar gloria de Dios en las alturas, hasta a un versículo del salmo: “Montes y cumbres, bendecid al Señor”.

Aunque sean éstos los belenes menos visitados, a no ser que pase por allí algún excursionista, no perdamos esta tradición que nos hace ver mejor la Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>